Barberá vuelve a la carga para reducir el vuelo en las faldas de la corte fallera

A la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, no le gusta que la falda del traje de valenciana tenga un vuelo excesivo. No es ningún secreto. Conforme la moda se centra en exagerar el volumen de las faldas, Barberá lo critica. Ayer, en una muestra donde se exhibían varios trajes de valenciana, la imagen de un maniquí con las enaguas y los pololos sin cancán, alzador (ahuecador), ni aro alguno le puso las declaraciones en bandeja.

Y el volumen de las faldas del traje de valenciana volvió a salir a la palestra. «Veo el traje tradicional de valenciana, y me gusta. No hay alzador ni elementos que den la amplitud del vuelo que lucen las falleras en la actualidad. Me preocupa mucho este tema porque la moda actual la veo exagerada», aseguró ayer la alcaldesa Rita Barberá.

Tanto le preocupa el asunto a la alcaldesa que decidió reunir a los indumentaristas que confeccionarán el traje que cada año regala el ayuntamiento a las falleras mayores de Valencia y a su corte de honor -Catalá y Vives i Marí-para realizar un intercambio de impresiones, eso sí, de manera informal. A la reunión también asistió el presidente de la Junta Central Fallera (JCF) y edil de Fiestas, Francisco Lledó, y la concejala Maria Irene Beneyto.

«Como el asunto me preocupa de verdad, reuní a los indumentaristas y les sugerí una reducción del volumen de las faldas de los trajes de valenciana que regala el ayuntamiento», explicó ayer la alcaldesa de la ciudad que, eso sí, quiso puntualizar que lo suyo era «una sugerencia» y jamás «una imposición». La alcaldesa, además, explicó que, a su entender, el traje de valenciana «debe dibujar al cintura, sobre todo de las niñas, que llevan muchísimos pliegues. Hay que utilizar menos tela para que se aprecie la cintura de una niña y una joven de 18 años. Vamos, digo yo». Por ello, pidió a los indumentaristas «un traje de valenciana más acorde con la historia» para las falleras mayores de Valencia y su corte de honor que es, al fin y al cabo, la indumentaria que costea el ayuntamiento.

Crear tendencia
Lo que es seguro es que las falleras mayores de Valencia y sus cortes de honor crean tendencia. Así ha sido a lo largo de los años, y así seguirá siendo. Por ello, la expectación será máxima a la hora de ver si se ha reducido -y en cuanto- el volumen de las faldas de las representantes de la ciudad.

«El traje que regala el ayuntamiento es para gastar durante 1 año»
A la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá no le gusta el vuelo que considera excesivo en las faldas del traje de valenciana, y mucho menos en las niñas. Sin embargo, a los múltiples pliegues que se realizan en la cintura para conseguir una falda más ahuecada se suma lo que es una tradición entre las madres que encargan un traje de valenciana a cualquier indumentarista: coser el vestido con más tela para ir arreglando el traje conforme la pequeña crece. Sin embargo, a menos vuelo, menos tela, y por «ende» menos desembolso para el Ayuntamiento de Valencia, que invierte, no poco, en los espolines de las falleras mayores y en las sedas y rayones de las respectivas cortes. Esto podría llevar a que, en un futuro, el contrato de las telas de la corte infantil incluyera menos metros. «El traje que regala el ayuntamiento es para utilizar durante un año. Así que he propuesto gastar menos tela porque, en el fondo, no se vuelve a utilizar», explicó la alcaldesa, quien también anunció una exposición sobre la evolución del traje de valenciana. Mónica Ros. Valencia

Fuente: Levante

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad